Y tú, ¿ya te vacunaste?

Redacción ABC
03 de Noviembre 2017, 06:00 a.m.
Y tú, ¿ya te vacunaste?

Foto: Especial

Con la temporada otoñal, empiezan a detectarse casos de influenza; niños y adultos mayores, los grupos más vulnerables

Monterrey.- La vacuna de la influenza puede generar inmunidad hasta en el 90 por ciento de los casos que se aplican, según cifras oficiales.

Y tú, ¿ya te acercaste al consultorio médico para protegerte?

Con la llegada del otoño y el notorio descenso de la temperatura, comenzaron a registrarse también los primeros casos de influenza de la temporada 2017- 2018. De los cientos de virus gripales que existen, el que actualmente circula más en México es el tipo H3N2, con 31 casos notificados el mes de octubre en todo el país. Se reportan además siete casos de influenza B.

Este año el virus H3N2 dejó a su paso brotes epidémicos en países del hemisferio sur, como Australia o Argentina, donde ya se vivió el invierno, indicó el doctor Eduardo Rodríguez Noriega, profesor investigador del Instituto de Patología Infecciosa y Experimental del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), de la Universidad de Guadalajara.

La influenza se transmite de persona a persona y el virus entra al organismo por la boca, nariz y ojos a través de pequeñas gotas de saliva que se expulsan al estornudar o toser; también al saludar de mano, beso o abrazo a una persona.

 “La vacunación contra la influenza en México inició hace un par de semanas en el mes de octubre… y se aconseja que todo el mundo se vacune, en especial los adultos mayores de 65 años”, dijo, ya que no hay mejor protección masiva.

Añadió que los efectos de la vacuna son locales: en algunas personas aparece dolor y enrojecimiento de la piel en donde se aplicó, síntomas que son pasajeros. Muy pocos individuos, quienes tienen alergia al huevo, no deben aplicársela.

El Gobierno Federal ha notificado que hay vacunas contra la influenza disponibles en las unidades médicas para todos los grupos de riesgo: niños, adultos mayores de 65 años, mujeres embarazadas a partir del segundo trimestre de gestación, personas con enfermedades crónicas y personal en contacto con pacientes.