Quiere Ignis de Suzuki ser un chico popular

Roberto Ramírez
19 de Mayo 2017, 08:47 a.m.
Quiere Ignis de Suzuki ser un chico popular

Suzuki estrena en México el hatchback subcompacto Ignis, su más reciente modelo, que llega decidido a conquistar al público joven

Monterrey.- Típico que acabas de llegar a la ciudad y eres el nuevo de la clase. Buscas a toda costa hacer amigos, volverte popular entre chicos y chicas; más te vale entonces tener alguna gracia, como el nuevo Suzuki Ignis, auto de carácter juvenil recientemente presentado en México por la marca japonesa.

Sí, Ignis llega decidido a convertirse en el nuevo mejor amigo de las mayorías, y tiene cualidades para caer bien. Su aspecto hipster encaja perfectamente con el conductor millennial, preocupado por dar una buena imagen en las selfies, por estar bien conectado y por contaminar lo menos posible.

Este chico nuevo cumple esos propósitos gracias a una carrocería tan práctica como simpática. Hablamos de un hatchback subcompacto en cuyos 3.7 metros de longitud y 1.7 de ancho hay espacio suficiente para 5 ocupantes. El área de cajuela tiene una capacidad de 271 litros, pero con los respaldos traseros abatidos aumenta a 505 litros, así que sí, sí puedes transportar tu nueva pantalla, o ese cuadro que luciría tan bien en tu sala.

Suzuki declara un rendimiento combinado oficial de 20 kilómetros por litro, y ABC Autos comprobó que se recorren muchos kilómetros antes de observar un descenso en el indicador digital de nivel de combustible, algo que se agradece mucho en estos tiempos.

Esto se logra con un motor de cilindrada contenida, un 1.2 litros que con 82 caballos de potencia ofrece una soltura que a priori no se espera, pero que es entendible al notar que su peso no alcanza los 900 kilogramos (895 kg para ser exactos).

La versión que tenemos a prueba cuenta con luces diurnas de Led, faros de niebla, rines de 16 pulgadas y pantalla táctil de 7 pulgadas. Dadas sus dimensiones es muy fácil estacionarlo donde sea, pero por si las dudas tiene cámara de reversa.

Otras amenidades que encontramos en Ignis GLX 2017 es el aire acondicionado automático, entradas USB, auxiliar y toma de 12V, y volante forrado en piel.

En seguridad únicamente cuenta con frenos de disco delanteros y de tambor en la parte posterior, eso sí, con antibloqueo y distribución del frenado, y únicamente ofrece bolsas de aire frontales.

Podemos resumir a Ignis como City Car, pero no lo hace mal en carretera, donde si bien no es ningún bólido, los trayectos se hacen amenos con su espacio, su equipamiento y la comodidad de marcha que brinda. Como dijimos al principio, este chico quiere ser querido y creemos que puede lograrlo.

DATO ABC:

SUZUKI DEFINE A IGNIS como un ‘Nano-SUV’, una especie de mini deportivo utilitario, pese a esto técnicamente se trata de un hatchback subcompacto