¡Poderoso!

Roberto Ramírez
31 de Marzo 2017, 06:00 a.m.
¡Poderoso!

Fotos: Javier Villaseñor

La firma de los 4 aros ofrece en la segunda generación de su R8 V10 Plus un deportivo con las más altas capacidades dinámicas

Monterrey.- No hay duda. Este auto es digno de un superhéroe. No por nada es el auto elegido por Tony Stark para cuando viste de etiqueta y no de acero.

Un Audi R8 te hace sentir tan poderoso como Iron Man desde que te acercas a él con la llave en la mano. Antes de abrirlo, el corazón ya late más aceleradamente, y una vez que te sientas frente a su volante que parece sacado de un auto de carreras, la emoción está a punto de desbordarse en un clímax que llega al oprimir el botón rojo de encendido que da la sensación de activar una ojiva nuclear.

El ronco despertar del V10 FSI (Inyección Directa de Combustible) te enchina la piel y te advierte que no estás en un auto normal. Nada de normal hay en un R8, es un superauto.

Con su imponente carrocería en color amarillo, el R8 se convierte en un auténtico imán de miradas, de simpatía, de envidia, de admiración. No hay manera de pasar desapercibido en este auto. Definitivamente no es para nadie que valore demasiado su privacidad.

Como la obra de arte que es, el bloque de su motor de ubicación central yace debajo del cristal del portón trasero. Así puede ser admirado y disfrutado también, porque esa solución permite un reparto de pesos prácticamente ideal, lo que se traduce en una conducción al rojo vivo.

Entre los enemigos de este poderoso automóvil alemán encontramos nombres ilustres de la industria automotriz como Porsche 911 Turbo, Ferrari 488 GTB, Lamborghini Huracán y McLaren 570S. Para luchar contra ellos, el R8 V10 Plus dispone de 610 caballos de potencia y 560 Nm de torque en sus 4 ruedas, porque la tracción es la integral quattro de Audi. Su transmisión es una S tronic de 7 velocidades con cambios al volante.

Nuestro R8 contaba con discos de freno cerámicos, material que garantiza una brutal frenada una y otra vez sin acusar asomo alguno de fatiga, porque si puedes andar tan rápido, más vale que te puedas detener con la misma velocidad.

Vigorizante como es en todo momento, la experiencia de manejar un R8 es personalizable gracias a sus modos de manejo (normal, individual, dinámico) y al concepto Audi Virtual Cockpit, que permite cambiar la configuración del cuadro de instrumentos digital al gusto de cada conductor.

Lo que nunca cambia en este auto es el placer que brinda cada vez que aceleras, cada vez que frenas y a cada giro que das.  Hablamos de un auto capaz de hacer gritar  de emoción al más templado. Es un verdadero supercar  y te lo hace sentir en todo momento.

Para saber

Esta es la segunda generación del R8, cuya denominación proviene del prototipo del mismo nombre con el que Audi ganó por primera vez y en 5 ocasiones las 24 Horas de Le Mans.

Audi Space Frame

En base al uso extensivo del aluminio la marca alemana reduce el peso total de sus automóviles para dotarlos así de mayores prestaciones.

A detalle

Audi R8 Coupé V10 Plus

Carrocería tipo: Coupé biplaza

Precio: 3 millones 100 mil pesos

Motor: V10 central FSI 5.2 litros

Potencia: 610 hp@8,250 rpm

Par motor: 560 Nm@6,500 rpm

Transmisión: S tronic 7 velocidades

Tracción: quattro

Desempeño

0-100 kph: 3.2 segundos

Velocidad punta: 330 kph

Nos gusta

Su imponente carrocería.

La configuración de motor central.

La abrumadora respuesta del tren motriz.

Nos gustaría

Un sistema de infoentretenimiento más sencillo de usar.