Habla, convence y obtén el trabajo

Redacción ABC
16 de Agosto 2017, 06:00 a.m.
Habla, convence y obtén el trabajo

Foto: Especial

Una entrevista laboral suele ser el último paso rumbo al éxito

Monterrey.- Sucede con más frecuencia de lo que se cree. Ante dos candidatos con capacidades aparentemente similares, las empresas se limitan exclusivamente a las entrevistas para hacer su selección.

De hecho, las entrevistas son la última etapa en un proceso de enganche, y como tal, la más importante. Por lo general, en este momento las empresas ya no están buscando aspectos para descartarlo, sino razones por las cuales deberían contratarlo. Es la oportunidad para que marque la diferencia.

En una entrevista tener buena presentación es positivo, pero estar bien preparado es lo que en realidad le permitirá conseguir el puesto. Curiosamente, esta fase es la más importante en una entrevista: la investigación que realice antes de presentarse a la empresa.

Esta investigación es vital por dos razones. Necesitas saber si la empresa y el cargo a los que está aplicando son los adecuados para ti. Tarde o temprano fallará si no hace una buena escogencia. Y también porque es la forma más efectiva para sorprender a quien te entreviste.

Piensa en lo que diría una empresa de alguien que no se prepare para la entrevista en un cargo fundamental en su vida profesional. ¿Qué clase de trabajador será?

El director de Operación de la bolsa de trabajo en línea OCC Mundial, Sergio Porras, considera que la preparación es fundamental para conseguir el éxito en una entrevista laboral.

“No hay mejor manera de demostrar el interés de un posible trabajador que la preparación previa que éste tenga, significa que está en la jugada y eso es importante en cualquier perfil”, dijo.

Tú puedes empezar visitando la página web de la compañía, revisando sus folletos corporativos y reportes. La información de revistas y periódicos especializados también es valiosa.

Procura visitar y hablar con gente antes de las entrevistas. Cuanto más investigues, mejor será tu desempeño durante el encuentro con tus posibles nuevos jefes.

Recuerda que la primera impresión, jamás se olvida.