'Godzilla' ataca en México

Roberto Ramírez/Enviado Especial
10 de Marzo 2017, 06:00 a.m.
Foto: Especial
Los escapes están fabricados en titanio con el propósito de ahorrar peso y mejorar el desempeño.
Sus asientos son cómodos y brindan buena sujeción en curvas de alta y baja velocidad. Su forro es de piel.

Nissan prepara la llegada de GT-R, uno de los deportivos más temibles del mundo

Phoenix.- Una mezcla de excitación y miedo es lo que sientes en un auto cuando alcanzas la barrera de los 300 kilómetros por hora. Se te enchina la piel y dan ganas de gritar; la rapidez con la que ves pasar todo y el poderoso rugido mecánico te elevan el pulso. Es como si un monstruo feroz estuviera al acecho.

Pocos autos son capaces de transmitir tales emociones, porque más que autos son bestias motorizadas, y precisamente uno al que llaman Godzilla está por llegar a México. Hablamos del poderoso Nissan GT-R, pero antes de que este depredador del asfalto tome las calles y carreteras de nuestro país, ABC Autos viajó a Arizona a conocerle en su hábitat natural: la pista de pruebas de Nissan, donde GT-R nos mostró sus afiladas garras y toda su brutalidad.

Porque este superdeportivo puede acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en menos de 3 segundos, alcanzar una velocidad máxima de 315 kilómetros por hora y tiene la capacidad de hacer a tu cuerpo escupir las tripas en cada curva y cada vez que hundes con fuerza el pie en el pedal de freno.

Se trata de un deportivo de altos vuelos que rivaliza con marcas de abolengo como Porsche, Ferrari o Lamborghini, pero que es fabricado por la misma marca que hace Tsurus y Sentras, es decir, una marca de volumen, y mucho, ya que Nissan es líder en ventas del mercado nacional.

Será a partir de abril cuando el temible Godzilla de la industria automotriz esté a la venta en México, a un precio de 2.6 millones de pesos.

El corazón de la bestia

La carrocería de GT-R luce musculosa y amenazante desde cualquier ángulo, y debajo de ese cofre con tomas de aire late el corazón del monstruo, un V6 3.8 litros Biturbo con 565 caballos de fuerza y 463 libras-pie de fuerza de torsión.

Toda esa fuerza se transmite a las 4 ruedas mediante su tracción integral. La suspensión se adapta continuamente a las condiciones de manejo para ofrecer un agarre que parece ilimitado en las llantas 255/40ZRF20 delanteras y 285/35ZRF20 traseras. La caja es automanual de doble embrague y 6 velocidades, y cuenta con 3 modos de manejo: normal, Race (deportivo) y ahorro.

Vuelo a ras de suelo

Intimidante como se ve, desatar la furia de sus 565 hp resulta una experiencia extrema, recomendable sólo en manos expertas, así que nos subimos con Ricardo Sánchez, piloto de fábrica de Nissan, cuyas manos profesionales domaron el temperamento de la bestia y nos llevó en un alucinante recorrido por la pista ovalada de Nissan a más de 300 kilómetros por hora.

Las capacidades dinámicas de un GT-R son las de un auto de competencia, pero en un auto de calle con amenidades, como un refinado interior, conectividad, un excelente sistema de audio Bose, 2 plazas traseras y una cajuela, rasgos ordinarios en un auto extraordinario, digno de su leyenda y de ser llamado Godzilla.

A detalle

Nissan GT-R

Carrocería tipo: Coupé 2+2, 2 puertas

Precio: 2 millones 600 mil pesos

Motor: V6 Biturbo 3.8 litros 24V

Potencia: 565 hp@6,800 rpm

Torque: 463 lbs-pie@3,200-5,800 rpm

Transmisión: Automanual de doble embrague, 6 velocidades

Tracción: Integral