Ford Focus RS: Rápido y furioso

Roberto Ramírez
12 de Mayo 2017, 06:39 a.m.
Ford Focus RS: Rápido y furioso

Foto: Javier Villaseñor

En esta versión RS de Focus, Ford ofrece uno de los hatchbacks deportivos más temperamentales y veloces del mundo

Monterrey.-  Con una imagen y un manejo al más puro estilo de la saga "The Fast and the Furious" llegó al mercado nacional Focus RS, un auto ideal para conductores con perfil de pilotos urbanos que gustan de un manejo emocionante, incluso con dosis de ficción, ya que ofrece hasta un modo "Drift" para hacer derrapes del eje trasero.

Pero hacer que te sientas Toretto (el personaje de Vin Diesel en la referida saga) no es todo el propósito de este auto, que en realidad es un deportivo serio, capaz de rodar a muy altas velocidades en un circuito de competencia o en carreteras de alta velocidad, como puede ser una autobahn alemana. No por nada fue desarrollado por Ford Performance en Europa y es ensamblado en Alemania. 

Este Focus ejemplifica perfectamente la diferencia entre el "street tuning" (modificaciones de calle) y el "factory tuning" (modificaciones de fábrica).

En su carrocería no hay excesos estéticos, sino elementos aerodinámicos 100 por ciento funcionales, como el prominente alerón trasero, encargado de brindar estabilidad en el eje posterior a altas velocidades.

La unidad que ABC Autos tuvo a prueba llamaba la atención al circular por su color azul y por el sonido emitido por sus escapes, acompañado de estruendosas explosiones, algo más propio de un auto de carreras que de uno de calle.

 Gracias a su propulsor EcoBoost turbo 4 cilindros de 2.3 litros de desplazamiento con 350 hp y 350 libras-pie de torque, este auto acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en sólo 4.7 segundos y supera con facilidad los 250; es impresionante el empuje que ofrece el overboost del turbocargador a altas revoluciones.

El conductor tiene 4 modos de manejo a elegir: Normal, Deportivo, Pista y "Drift" (para derrapar el eje trasero). Esto quiere decir que conforme se pasa de un modo a otro, el auto va agudizando la respuesta de la dirección, el acelerador y el sonido del escape. 

 Asimismo varía el grado de acción del control de estabilidad, que al pasar al modo "Drift" se desactiva por completo.

Y si esa brutal capacidad de aceleración no fuera suficiente, Focus RS sorprende aún más por su agilidad en curvas.

El agarre simplemente parece no tener fin, y cuando esto ocurre, el sistema de tracción en las 4 ruedas siempre está listo para meterlo en trayectoria, es como manejar un auto de rally para uso diario, pero con trivialidades como aire acondicionado, asientos de cuero y alcantara (firmados por Recaro), pantalla touchscreen, cámara de reversa y quemacocos.

Igualmente contundente es su capacidad de detención, con frenos de la marca especializada Brembo. Cuenta también con control de estabilidad, frenos asistidos electrónicamente y bolsas de aire.