Ford Focus, 'atleta' sin esfuerzo

Roberto Ramírez
22 de Septiembre 2017, 06:00 a.m.
Ford Focus, atleta sin esfuerzo

Foto: Javier Villaseñor

La versión ST de Focus vigoriza los trayectos diarios gracias a una buena dosis de potencia, adrenalina y a su alto desempeño

Monterrey.- Desde su nacimiento en 1998 el Ford Focus ha sido un auto de muy buen manejo, un hatchback de apellido ameri­cano con modales europeos.

Más aún, sus versiones deportivas lo han llevado siempre al nivel de los famosos "cohetes de bolsillo". Tal es el caso de este ejemplar de Focus ST 2017 que Ford puso a nuestra disposición y que no ha hecho otra cosa más que recordarnos que cuando la firma del óvalo azul se propone hacer autos de gran desempeño lo logra (y si no que le pregunten a Ferrari).

Aún estaba fresco en nuestras manos el recuerdo del rabioso Focus RS, que ABC Autos probó hace algunos meses, así que la vara era muy alta para el ST. Empero, éste, lejos de quedarse corto, nos demostró que puede faltarle al respeto a su hermano mayor, e incluso si se compara su precio hasta resultan ser una ganga los 481 mil 700 pesos que cuesta.

Porque con su motor 4 cilindros 2.0 li­tros EcoBoost (turbo con inyección directa de combustible) de 250 hp y 270 libras-pie de fuerza de torsión en el eje delantero, el ST ofrece sensaciones de manejo hasta cierto punto parecidas a las de un RS, con todo y sus 100 caballos extra y los 200 mil pesos más que cuesta.

Y no es que el rival directo del Focus ST sea el Focus RS. Claramente el RS es un auto más radical y dirigido a un seg­mento más exclusivo, pero al ponerlos en perspectiva inevitablemente sale a relucir lo bueno que es el ST.

Dicho lo anterior, la competencia di­recta para el ST es el Volkswagen GTI, un clásico dentro de este nicho de los deportivos compactos, un auto de cul­to también que en este Focus tiene un buen motivo de preocupación dadas sus cualidades.

Si su exterior es atractivo, el interior también lo es con la firmeza de sus asientos Recaro y su sistema de infoentretenimien­to SYNC de tercera generación y el audio Sony con 6 bocinas y subwoofer.

La calidad de materiales y el diseño de la cabina es muy ergonómico para facilitar la vida de su conductor.

Pero lo mejor de un auto como este es su manejo cotidiano, que resulta tan vigorizante como ir al gimnasio todos los días y lo mejor, sin derramar una sola gota de sudor.