¿Es buena opción comprar un teléfono usado?

Agencias
05 de Abril 2017, 03:46 p.m.
¿Es buena opción comprar un teléfono usado?

Foto: Especial

Adquirir un aparato usado puede representar hasta un 50 por ciento de ahorro

Monterrey.- Desde un excelente ahorro hasta proteger el medio ambiente, son algunos de los beneficios de comprar un teléfono celular usado.

A veces por estar “a la moda”, se deja a un lado la situación económica de cada persona, un problema sobre todo si se pierde el aparato o se sufre algún tipo de robo.

Adquirir un Smartphone de segunda mano puede llegar a ser un ahorro hasta del 50 por ciento de su precio original si se compra nuevo, pero es necesario estar informado.

De acuerdo con Michael Gundall, especialista alemán de protección al consumidor, obtener un aparato usado puede ser una buena opción para quienes tendrán por primera vez un teléfono o quienes no necesitan el modelo más nuevo del mercado.

"Se pueden encontrar muy buenas ofertas con Smartphone que no están nuevos pero son muy útiles".

Pero no sólo es una cuestión económica, también adquirir un teléfono usado representa algo sostenible “porque no hace falta fabricar un producto nuevo, que suele costar más energía que la que gasta el dispositivo a lo largo de toda su vida útil”, señala Philip Heldt, de la asociación de consumidores de Renania.

Hay también que tener en cuenta la antigüedad del aparato, pues es común que después de dos o tres años, los dispositivos ya no descarguen actualizaciones de seguridad, de acuerdo con un especialista en telecomunicaciones del portal Teltarif.

Es recomendable comprar marcas conocidas, ya que las marcas grandes suelen ofrecer un mejor soporte técnico y hay más posibilidades de actualizaciones, sin necesidad de una versión más nueva del software.

Los nuevos modelos de Apple, Samsung y otros son de los más caros en el mercado, pero a un año de su lanzamiento, hay modelos usados del Samsung Galaxy a mitad de precio, incluso, un mes después de su salida al mercado, los aparatos suelen costar un 10 por ciento menos, a excepción de los modelos de la manzanita.

Si vas a apostar por un aparato usado y buscas comprarlo con un particular, exige la factura original y su caja, para comprobar que no se trate de un objeto robado.