Argentina, sin pistas del submarino perdido

Redacción ABC
23 de Noviembre 2017, 06:00 a.m.
Argentina, sin pistas del submarino perdido

Foto: El área de búsqueda es similar a la de España y la nave mide 65 metros de largo

La nave 'Ara San Juan' sigue sin ser localizada; Gobierno teme la muerte de sus 44 tripulantes

Argentina.- En la rueda de prensa realizada ayer, la Armada argentina descartó las pistas que habían surgido en torno al operativo de rescate del submarino "ARA San Juan".

Tanto la señal sonora como las bengalas y una supuesta "mancha calórica", reportadas en horas recientes en la zona, fueron desestimadas.

"Al momento no tenemos ningún rastro del submarino”, admitió el vocero Enrique Balbi.

El portavoz, conforme al diario Clarín, explicó que el buque británico “Protector” había divisado hacia el este 3 bengalas, una naranja y 2 blancas.

Se enviaron buques para, con sus sonares de casco, detectar el origen, y el P-8, la nave antisubmarinos de Estados Unidos, pero no hubo ningún reporte de imagen térmica. Asimismo, 3 unidades de la Armada hicieron un patrullaje marítimo con sus sonares, también sin éxito.

Por último, la nave P3 antisubmarina brasileña que opera desde Mar del Plata hizo un vuelo bajo, a 300 metros, para detectar anomalías magnéticas, pero tras varios vuelos de horas, tampoco hubo novedades.

"De esos 3 medios, en forma acústica con los sonares, infrarroja con la imagen térmica y el detector de anomalías magnéticas, no hubo ningún tipo de contacto que se suponga que sea el submarino”, sentenció Balbi. Añadió que tanto ese sonido como las bengalas pueden tener que ver con la zona donde se hace la búsqueda.

"Seguimos en esta fase de búsqueda y rescate. Estamos en la parte crítica, se está cumpliendo el séptimo día hoy (ayer) en cuanto al oxígeno, suponiendo que hace 7 días no tiene capacidad de ir a superficie y renovar el oxígeno. Pero no descartamos las otras opciones, que pueda estar en superficie”, señaló el vocero.

El área de búsqueda ya fue rastreada al 100 por ciento y se espera la llegada del buque noruego Skandi Patagonia, que lleva una campana de rescate y vehículos a control remoto de la Armada estadounidense.

Ante esta situación, la pesadumbre en los rostros de los familiares contrasta con los mensajes de apoyo y las plegarias de curiosos en el ingreso a la base naval de Mar del Plata, donde se concentra la mayoría de los familiares de la tripulación del submarino argentino.

En medio de la incertidumbre crece la angustia de los familiares y surgieron los primeros cuestionamientos a la Armada argentina por su desempeño en las horas posteriores a que el capitán del submarino reportara una avería en las baterías.

Buques y aviones procedentes de casi una decena de países se sumaron a la búsqueda del submarino barriendo un área de más de 482 mil kilómetros cuadrados, similar a la superficie de España.